Logo de Mujer Palabra
Compartir

Cuaderno de Ideas

Volver al índice del Cuaderno de ideas - Mundo Internet en Mujer Palabra Sobre veganismo y omnivorismo (1)

Conversación (oct 2010) de Notas de EB en Fb

EB, vegana, EL, en proceso de ser vegana, y MR omnívora, y las tres activistas sociales feministas y de más temas, debaten sobre veganismo (Con gordidedos de FV, omnívora que come poca carne, al acompañamiento!)

EB posteó el siguiente artículo en sus Notas y estuvimos hablando del tema: ¿Por qué veganas?

MR: Bueno, creo que has hecho rebien en descargar con este gran escrito! En general comparto muchas cosas, pero hay una que no.

Yo puedo entender que alguien se haga vegana ética y al tiempo que no sea pacifista, es decir, que vea en el uso de la violencia una opción para resolver problemas. Igual que puedo entender que una persona sea omnívora y sea pacifista. No entiendo por qué no se va a entender que a alguien comerse un filete le parezca lo mismo que comerse a su hermana. Lo puedo entender, porque entiendo que existe un punto de vista real que lo hace comprensible. De igual manera (sólo que aquí, esto lo entiende muchísima más gente, o sea, aquí no les hace falta apoyo), no entiendo que no se entienda que alguien que se come un filete no piense que eso sea lo mismo que comerse a su hermana.

Pienso también que el veganismo, si optara por el intento de construcción de discurso desde el pacifismo (en lugar de seguir lo "normal" de la comunicación humana: la guerra, aceptar los binomios que se enfrentan y oponen, etc.), que no tiene por qué, claro, se alejaría del argumento de canibalismo, y usaría los muchos otros: se alejaría de estar alienando a la gente de que se les pueda escuchar siquiera, porque te están acusando de algo horrible: de canibalismo, de comerte a tus hermanas (es algo discutible, primero, y encima, se presenta como acusación, una acusación que ignora varios temas tan profundos como el de la identidad, es decir), y explotaría más los análisis digamos positivos (frente a lo negativo que suele ser lo que se le hace a la gente vegana, sí, exacto: la polarización, entrar en el juego de la polarización de posturas irreconciliables, que se excluyen, y por tanto requieren que una de las partes no exista), como hablar de los animales, del amor a los animales, criticar cómo se les trata (la tortura, digo), criticar la calidad de la carne, que está llena de drogas o venenos (mucha gente ha reducido su consumo de carne por eso)...

Son cosas que ya hacéis, y menos mal que las hacéis. Y todas esas cosas reciben el apoyo de gente que se va concienciando, gracias a ese trabajo, y de gente que también ama los animales, aunque no es necesariamente vegana... Pero... cuando esa gente que os apoya, o que os podría apoyar, escucha la acusación... ¿eso ayuda a la causa del veganismo ético? Intento explicarlo de nuevo:

Como la parte de "ético" se asocia sin remisión a la acusación de canibalismo (¿tiene que ser necesariamente así, de verdad?), lo que se me plantea es: ¿lo que está diciendo el veganismo ético es que matar animales para alimentarse es un crimen, que debería regularse como tal? Porque la acusación de canibalismo (pone "carnivorismo" pero lo que se explica que es yo creo que se llama "canibalismo", comerse a hermanas) para qué va a hacerse si no es para hacerlo desaparecer (bueno, a la gente que lo es)?

Mira, se me ha ocurrido otra manera:

Esto me lleva a compartir luchas con el movimiento vegano, radicalmente!

-- soy radicalmente crítica con los modos de producción cárnica, pues implican torturar a millones de animales, por la VIDA que les dan, por su masificación (pienso que un gran paso sería que mucha gente redujera drásticamente su consumo de carne, y eso lo podría hacer mucha gente sólo por saber lo que le echan a la carne, y eso importa también, porque tendría un efecto directo en los animales)

--soy radicalmente crítica con los modos de matar animales para alimento, que implican sufrimiento, tortura

--soy radicalmente crítica con que se mate animales para entretenimiento (me parece barbarie y veo las conexiones con la violencia interhumana)

zona mía por trabajar:

--necesitaría ahondar en el conocimiento de lo de experimentación, pero en principio estoy en contra (aunque no radicalmente, como con lo de alimentarse, temas de supervivencia, digamos)

Y esto me genera ganas de salir corriendo:

--que se equipare que un ser omnívoro mate para alimentarse con el canibalismo. La alimentación humana está vinculada a un montón de cosas, tan complejas como la identidad. Y eso tienen que saberlo muy bien las personas veganas, por su propio caso.

Las luchas sociales pienso yo que son más pacifistas (con el análisis político de la noviolencia) cuando buscan su fuerza en esos puntos de encuentro, aunque cada cual conserve sus pecualiares identidades. Yo sí puedo convivir sabiendo que a alguien comer carne le parece un crimen, pero me es más difícil convivir con alguien que me diga que cometo un crimen porque como carne. (Cáspitas, siento el rollo! Me voy a dormir!) Night night

EB: Hola: Pues claro que quiero que me comentes cosas, ya te lo dije: estás en tu muro.

Xavier Bayle escribe muy bien, tiene textos muy emocionantes que transmiten mucha energía. Bueno, y ahora vamos a pegarnos... otra vez (nooooo, paz y amor, paz y amor... ;):

Creo que son buenas aportaciones tus ideas sobre las diferentes estrategias. Parto de la base de que cualquier acción para reducir el sufrimiento es valiosa en sí misma, si la meta es reducir el sufrimiento. Ahora bien: si seguimos considerando que los animales son recursos, que merecen un mejor trato pero sus intereses están supeditados a los nuestros, entonces no dejamos de cosificarlos y, por tanto, no dejarán de estar sujetos al maltrato.

Si te fijas, seguimos perpetuando ese binomio que enfrenta y opone: "personas/animales". L@s seres human@s somos animales y compartimos la capacidad de experimentar dolor físico y sufrimiento emocional intenso y, por tanto, tenemos intereses que deben ser respetados: a la vida, a la libertad y a nuestra integridad física y psíquica.

Esto es lo que plantea Xavier Bayle. Una idea que golpea cuando se lee porque señala con el dedo. Y esto es incómodo, sobre todo en personas comprometidas con otras causas justas. Es incómodo pero creo que necesario.

Una vez escribiste que la identidad y/o la diferencia cultural no pueden servir para perpetuar injusticias. No puedo estar más de acuerdo y esa idea también incluye al resto de animales con los que compartimos este planeta.

Sí, asesinar es un crimen. Sea cual sea el color de piel, el sexo, la raza o la especie. Aunque nuestra legislación diga que no, quitar la vida a alguien de forma premeditada está mal. En mi opinión, sólo hay una excepción: la legítima defensa. Pero cuando vamos al súper y cogemos una bandeja de un animal castrado sin anestesia, hormonado, torturado cada segundo de cada día de su vida... ¿de quién nos estamos defendiendo? O cuando compramos esa carne "ecológica" de un ternero que fue llevado al matadero cuando estaba comenzando a vivir, que subió confiado al camión sin saber lo que le esperaba, que probablemente lamió la mano de su matarife... ¿él era una amenaza?

Hasta que no dejemos de pensar que los animales son recursos (igual que en el pasado se consideró que lo eran las personas que tenían un color diferente de piel y se utilizó esto para justificar su explotación)... hasta que no asumamos este concepto de justicia no parará esta locura. 56.000 millones de animales mueren al año en granjas y criaderos, excluyendo los animales marinos. Podemos evitar todo ese dolor y no hay que arriesgar la vida, ni si quiera la cárcel, solamente hay que elegir otro plato del menú. Por los animales, por el planeta... y por los 1.000 millones de personas que sufren hambre crónica. Sí, lo que hacemos es un crimen.

MR: Hola, guapaaaa!!! No es tuyo? Joe, yo creí que te habías arrancado! Pues a escribir, canalla! Sí, disculpad, acabo de ver que en el título había un nombre. Vaya, pues lo siento Xavier. Creí que era de EB, con quien sí discuto, como ves! (porque nos llevamos bien, sólo!) :)

A mí el escrito no me molesta, sino que lo valoro, aunque le veo 2 fallos. Y me atreví a comentarlos porque creí que lo habías escrito tú, jajajaj, carallo!, por seguir con nuestro debate, con el contarte mi idea de que hay dos cosas que en mi opinión deberían dejar de decirse, siquiera por usar la comunicación noviolenta (ese ámbito tan poco notado por la gente de trabajo pacifista).

a) Sobre perpetuando binomios: no es para mí perpetuar un binomio saber que hay personas y hay animales, aunque ambos grupos son seres vivos. Comparto contigo que a todo ser vivo hay que evitarle todo sufrimiento evitable, por eso no sé por qué me dices eso del binomio: Saber que hay personas y animales no me impide saber y compartir que no hay que hacer sufrir ni torturar a ningún ser vivo.

Yo no pienso que los animales son recursos. Sólo digo que no todo el mundo puede dejar de comer animales. Que los animales comen lo que comen, y eso en sí no es un crimen. Eso es un hecho biológico y en nuestro caso también cultural. Muy complejo. Que no se puede simplificar llamando asesinos a personas que comen carne.

b) Cultural: sí, pero hay un abismo entre mutilación genital femenina, toros, tirar al blanco con vacas, abandonar a un perro, torturar toda su vida a un pollo en una jaula, etc, con darle una muerte rápida, tras una vida "normal" a un animal que necesitas comerte. No todo es lo mismo. Cuando digo que la comida es cultura, no es para justificar la tortura y darle mala vida a animales. Es para explicar que hay seres humanos omnívoros, con cultura omnívora, y que llamarles caníbales es, cuando menos, un despropósito. Vale que matar repugne a alguien, pero matar por comer no es lo mismo que la industria que tenemos de explotación de animales, ni lo mismo que torturar.

Y si lo fuera, llamar caníbal a una persona que se fríe un huevo no ayuda a la causa de buscar apoyos para aprender a respetar los derechos de los animales, por lo que yo proponía un poco más de cuidado descartando ese sentimiento de que comer animales es tan bárbaro como comerse a tu madre.

Asesinar es un crimen, pero yo no lo llamo asesinar. Llamar asesinar a matar un animal por alimentarse un crimen me recuerda a los antiabortistas, disculpa! :( Dicen lo mismo: pero la vida de una mujer vale más que la de un feto, cuando hay conflicto de intereses, y si yo tengo que alimentarme, mi vida para mí me vale más que la del animal que me coma. Para ti, no es necesario comerse ese animal, pero para mí sí, entonces... ¿Cómo puedes juzgarme como asesina? Es, cuando menos, discutible. Es para tener mucho cuidauuuu!

*) Una cosa que creo entender de lo que dices es que no haces diferencia entre la tortura y matar, no? Quizá ahí esté el quid de la cuestión. ¿Lo ves igual de grave? Es que a mí la tortura me parece lo peor, peor que la muerte, al menos, si cayera en manos de mala gente, preferiría que me mataran antes de que me violaran etc. Decía Ferlosio que cuando el ser humano se puso a imaginar qué era lo peor, en la religión se imaginó el infierno, no la muerte: la tortura. Mira, algo que podría decir que comparto, aunque sólo pensar en la religión me da mareo de miedo.

La cuestión es: si por ser carnívora me consideras asesina, ¿cómo vamos a relacionarnos? La convivencia es difícil, sin duda, y hacer lo que llevamos haciendo nosotras estos meses más! :) (bicos por eso), pero si no lo intentamos, seguiremos necesitando eliminarnos. Que metan en la cárcel a la gente asesina que come carne, y somos un montón de personas adorables! (carita angelical) Y muchas amamos a los animales y trabajamos en el mismo sentido que la gente vegana, con esa salvedad... Abrazo!

Después de pensar más... EB, EB… Estuve pensando lo de "binomio", y pienso que cuando te respondí no entendía tu punto de vista: y me acabo de enterar. Entonces te aclaro: cierto, hay ese binomio, pero creo que cuando te dije personas-anima ...les arriba no estaba pensando en un grupo que está ahí para servir al otro, como hombre-mujer, como fuerte-débil. Mi enfoque estaba en personas y animales como grupos diferentes, que formo por mencionar mi grupo y el otro, el grupo de los que son de mi especie y el de las otras especies, y que en mi sociedad es el grupo machacado porque lo machacamos todo como especie, en la naturaleza.

También he pensado sobre lo de la muerte y los animales, sobre por qué yo lo veo tan diferente, matar por comer, o matar por divertirse, o torturar por divertirse, o incluso por conocer.

Todos los grupos, en la naturaleza, necesitan comer, y unos, o unos individuos tienen que matar a otros para comérselos. Eso es horrible pero pienso que es radicalmente diferente a matar criminalmente y/o con tortura (aunque alimentariamente pudiéramos sobrevivir con otros alimentos), pero ocurre, en parte de la vida (a las poblaciones urbanas les impresiona mucho ir al campo y ver que la gente mata a los animales que cría porque "no tienen costumbre" también, y esto es cierto; y en "el campo", la gente no empatiza a menudo con sus animales porque los va a matar, lo saben, aunque hay gente que sí empatiza, les quiere particularmente, a veces con algunos, y se los come también; no hace falta ver a un animal como objeto para comértelo si te alimentas de él – lo que hace la industria es otra cosa, muy distinta a lo que hace una persona cuando mata un pollo para comer): la muerte ocurre porque te cazan o porque enfermas o porque en una lucha te hieren, o porque te hieres al hacer cosas.

Yo en la aldea lo paso mal porque empatizo con todo bicho viviente y todos los seres vivos podemos morir por miles de causas en cualquier momento (aunque la gente en las ciudades quiera creer que no es así, y aunque, cierto, hayamos hecho nidos que nos salvan de muchos peligros), y cada verano tengo que aprender que eso es así, que pueden morir, como yo (y lo que no admito es a la gente que tortura a gatos y perros porque eso es lo que les hace pasarlo bien; muertes así intento verlas diferentes a cuando mueren por los millones de otras causas, porque es diferente una muerte "limpia" que una muerte llena de sufrimiento, para mí), en cualquier momento, y cuando les veo disfrutar del sol y la calma, después de venir a comer, satisfech@s y felices, les veo en esos ratos, consigo quitarme (bueno, en eso estoy cada verano) de la cabeza ese filtro de "penita perpetua" que viene de no poder "salvarles", y voy "endureciéndome" (al menos eso intento cada verano, como a capas!), o más bien, comprendiendo que esos animales no lo ven como yo, son más del Carpe diem, disfrutan y son felices de verdad! Taloguiño!

EB: Hola: Ya estoy aquí!

Bayle pone las cartas sobre la mesa. Como él, muchas otras personas denuncian la injusticia especista de forma cruda, sin adornos. Es un golpe fuerte, que hace reaccionar. Yo he visto gente que, ante este tip ...o de discurso, reacciona con una indignación que se convierte en reflexión y que, semanas o meses después, forman parte del movimiento animalista.

Entiendo bien lo que dices. También hay mucha otra gente para la que esa indignación es su única respuesta, y que rechaza el mensaje. Por eso hay que seguir hablando y, por suerte, hay mucha gente como tú con la que se puede hablar.

En tu respuesta, veo una contradicción que se repite. La matización, la explicación, la contextualización, está reservada para el hecho de comer carne. Pero, por el contrario, la crítica o el rechazo al hecho de comer carne no es aceptable, sin matices.

Por ejemplo, explicas que no todo el mundo puede dejar de comer carne (o alimentos de origen animal), que es una realidad biológica y cultural cargada de complejidades. Que existe una gran diferencia entre torturar y matar, y que matar es un hecho tan natural como morir. Por eso no podemos simplificar el discurso equiparando con el asesinato la muerte de un animal a manos de una persona que se lo va a comer. Y, sobre esta base, sentencias: "si por comer carne me llamas asesina, ¿cómo vamos a relacionarnos?".

Estoy de acuerdo contigo en que una formulación de la denuncia en términos de asesinato es muy dura. Yo no lo plantearía así, ya que prefiero formas más "próximas" al diálogo. Pero estoy de acuerdo con Bayle en que hay un principio de responsabilidad que se elude. Se elude por la industria de explotación animal, que oculta la realidad a quien ha de consumir sus productos. Se elude en las prácticas "tradicionales", por fundamentarse en una ideología justificadora, no justa. Y se elude por las personas que hacen uso de productos animales, pese a conocer la tragedia que supone el uso y la explotación animal.

Un ejemplo. En la sociedades esclavistas, algunas personas con recursos escasos ahorraban para comprar una persona esclava que les ayudara en su duro trabajo. Para ellas, la esclava era como el caballo y los bueyes con los que araba el campo, o como los animales que convertirían en alimento, si tenían los recursos suficientes para alimentar animales de granja. Eso pasaba, por ejemplo, en las sociedades medievales de la Península, donde montones de personas esclavas capturadas en el Magreb o en las tierras otomanas (incluidas las europeas) vivieron sus particulares tragedias.

También pasaba en los estados del Sur, en Estados Unidos. Una pareja con unos pocos ahorros podía optar por comprar un par de personas esclavas, un hombre y una mujer, para que trabajaran y "criaran". Las "crías" se venderían para rentabilizar la inversión. Si el dinero no alcanzaba, podían comprar sólo a la mujer, porque del "proceso de cría" se podía encargar el hombre de la casa.

Para eso sirven, también, las sociedades tradicionales. Para crear velos de hipocresía tras los que ocultar la injusticia. Aquellas personas tenían mil explicaciones para justificar la esclavitud y la violación: "es la forma de vida del Sur", "así se ha hecho siempre", "así sobrevivimos", "ellos o nosotros"; "no me puedes llamar violador por ‘cubrir’ a una negra, no es lo mismo que forzar a una blanca" …

Estas personas, que cometían actos atroces, estaban mediatizadas por su contexto histórico y social. Es lo que Arendt denominó la banalidad del mal, que permite que personas corrientes cometan actos crueles sin remordimientos, gracias a toda una ideología justificadora. Y hubo personas que, en estos contextos, vieron la opresión en los ojos de las víctimas, y se negaron a participar. Iniciaron un movimiento que creció y creció, hasta llevar al fin de la esclavitud. El movimiento animalista es heredero del legado de personas como éstas.

Claro que yo, si fuera una esclava en una ciudad del Sur, en una casa donde se me garantizara techo y alimento y se me tratara con respeto, me consideraría afortunada en comparación con las personas esclavas de una dura plantación, condenadas al hambre, el miedo y el dolor. Pero esa no es la cuestión: nadie es una posesión, y mi situación como esclava de ciudad sería moralmente inaceptable. Punto.

Cuando se debatía sobre la gestación forzada, tú argumentaste, de una forma rotunda y brillante, que los intereses de las mujeres no podían supeditarse a un hipotético bien común. Nos pediste que visualizáramos todo el dolor que una niña de 13 años podía sufrir a causa las tradiciones o las prácticas sociales. La injusticia no es aceptable.

Los animales no somos propiedades, ni en una idílica aldea, ni en un plantación cafetera de África, ni en una plantación algodonera de Georgia. Comer animales está acabando con el planeta: contaminando, malgastando recursos y condenando al hambre a millones de seres humanos para sostener la especulación alimentaria en que se sustenta la industria de explotación animal. Además, cosifica individu@s que tienen la misma capacidad de sentir que tú y que yo, igual que la esclavitud humana cosificaba a individu@s con otro color de piel, y el sexismo cosifica a las mujeres. Racismo, sexismo, especismo: no hay una conexión más evidente.

La última lucha integra a las dos primeras, y en ella estamos. Un saludo.

MR: ‎(Bueno, comer animales no creo que esté acabando con el planeta, sino la medida de la producción -se tira mucha carne y comida-, en espiral desquiciada; hay una producción posible que no sería ésta, que trae muerte como lo trae la naturaleza, que no posee a nadie, pero donde unos animales se comen a otros; aunque, sí, ésta no le valga a gente que rechaza alimentos de animales, que eso, claro, es otra opción.) Mu chulo tu mensaje! Gracias! :)

EL: Vaya, no se os puede dejar solas! Este debate es genial y necesario como también es necesaria mi aportación por lo de "persona de la calle" que tiene.

Yo creía que amaba a los animales. Desde pequeñita. Siempre me fascinaron y además, no pu ...de hacerlos daño ni tuve esas fases de destripar lagartijas ni aplastar hormigueros. Siempre soñé con "tener un perro" porque lo quería como amigo y mi padre me preguntaba: "ya, pero dónde va a dormir?" y yo, inocente de mi contestaba enseguida: ¡Conmigo, en la cama! Nunca hubo perro. Hasta que me emancipé. Comencé comprando uno, a un criador particular, una perra con deficiencias físicas ocultas (alergias, intolerancias alimenticias...) por endogámica, pero eso no lo sabía... De hecho no tenía ni idea de nada. Poco a poco, sus miradas, su forma de tratar de integrarse en mi mundo y de aprender mi lenguaje me dieron la vuelta del revés. Yo sólo le daba amor (cuando ella no esté se acabará mi vida de lo que la amo) pero ella me lo dió TODO, todo, todo, me sacó del infierno y me abrió las puertas del conocimiento en Internet, la protección animal, las webs de abandonos, los antis... experimentación, toros, caza, fiestas... He leído y visto todo lo que los ya convencidos me habéis propuesto, creo en que la cosificación de los seres vivos parece que nos convierte en superdepredadores cuando en realidad nos estamos extinguiendo a nosotros mismos tan deprisa como a nuestros convecinos de planeta, pero también te digo, EB y me asusta la confesión porque provoca desprecio y rechazo, en menores cantidades cada vez, pero sigo comiendo carne, pescado, huevos... Intento que todo sea criado en granjas, a penas es testimonial en mi dieta y cada vez que lo hago la culpabilidad me ataca (soy una criminal, asesina, caníbal...) que odia las granjas de cría y todo el proceso del que habéis hablado pero que vive en un entorno en el que es vista como una loca, que tiene que cocinar para los demás e integrar una familia omnivora que no quiere escuchar nada. Sé que para los veganos todo esto no son más que excusas pero es muy difícil cambiar si tu entorno no ayuda.

También entiendo la diferencia entre la forma de alimentarse de seres humanos "sin civilizar" es decir, los que utilizan su entorno de manera semi-salvaje, como si fuesen leones cazando, también matan para comer y no pasa nada, con los occidentales, obesos, matando y criando, criando y matando para desperdiciar, para el lujo, para el abandono, para la tortura, entiendo que son dos formas totalmente diferentes de participar de nuestra naturaleza y que una de ellas es pornográfica y sádica mientras que la otra no es más que una forma más de vida Natural. Aún así, cada persona necesita un tiempo para que su mente cambie, para tomar fuerzas, para evolucionar y crecer y estoy totalmente de acuerdo con MR en que un discurso intolerante y duro sólo puede ejercerse ante el poder, porque el individuo no va a luchar contra nuestras acusaciones, va a huir de ellas.
qué lío, espero haberme hecho entender... :)

EB: No, no se nos puede dejar solas. Es un hecho.

Mi camino es parecido al tuyo, EL. Somos lo que Tom Regan (en su libro "Jaulas Vacías", que no me cansaré de recomendar) denomina: emplazadas. Es decir, hemos pasado por una evolución personal que nos ha hecho incluir al resto de animales dentro del círculo de la justicia, enfrentándonos así al paradigma especista.

Tengo 39 años, he comido animales la mayor parte de mi vida. Cuando mi padre murió, temiendo por la soledad de mi madre, fui a comprar un perro. No lo hice porque la cantidad que me pedían la encontré desorbitada ("¿tanto dinero por un perro?", recuerdo que pensé) así que lo adopté de una protectora. La adopté mejor dicho y comenzó el cambio. Comenzó mi proceso de concienciación.

Me hice vegana de un día para otro, casi de una forma natural. Me ayudó muchísimo el feminismo, en realidad feminismo-antiespecismo, se retroalimentan y refuerzan mutuamente. Aún recuerdo la bofetada que supuso para mí leer "los animales no son nuestros, para comerlos, vestirnos, experimentar o divertirnos a su costa".

Así que, tranquila, no sólo no me provoca rechazo (y mucho menos desprecio) lo que has descrito sino que te entiendo perfectamente. Cada persona sigue su camino: hay quien empieza excluyendo el pescado de su alimentación, hay quien se hace vegetariana y no da el paso al veganismo hasta que se siente segura... todo es valioso. Porque toda acción por reducir el sufrimiento es valiosa y es relevante si la meta es reducir el sufrimiento.

Es normal la incomprensión, porque vivimos en una sociedad especista donde l@s animales no human@s son vist@s como recursos, la Historia nos muestra como personas que cuestionaron situaciones injustas también fueron objeto de ridiculización e incomprensión... pero siguieron adelante y cambiaron las cosas.

Sobre la diferencia que apuntas. Claro, no es lo mismo: no es lo mismo ser un animal integrado en tu entorno, en el que al cazar para comer pones en riesgo tu vida, que castrar en vivo a un cerdo macho porque este procedimiento infinitamente doloroso hace que la apariencia de su carne sea distinta y más apetecible.

Por eso cuando escribo apelo a la responsabilidad individual, desde el respeto que sabéis os tengo a las dos.

Os dejo un artículo, que me gustaría leyerais cuando tengáis un momento. Cómo integrarse en el movimiento animalista desde el corazón y desde la razón Si os gusta podríamos colgarlo en MP, ¿no?

MR: sí, la explotación de animales está acabando con el planeta. Por eso no entiendo como este tema, que es crucial, se eluda en la mayoría de discursos ecologistas se menciona la agricultura, pero no para quien (animales criados p ara ser alimento) se cultiva.

Algunas cifras:

- La crianza de ganado produce 40 veces más gases que los medios de transporte combinados.
- 24 horas de deforestación producen dióxido de carbono equivalente a 8 millones de personas viajando en avión y cada segundo, un bosque del tamaño de un campo de fútbol es destruido para producir hamburguesas.
- Más del 90% del territorio de la selva amazónica deforestada desde 1970 es utilizada para alimentar el ganado.
- La alta demanda de productos de origen animal produce el mayor desperdicio de recursos naturales en el mundo: se necesitan 7 kg. de grano para producir únicamente medio kg. de carne.

- El ganado jamás padecerá hambre (pero sí malnutrición: a las vacas se les suele alimentar con maíz, un alimento para el que no están preparadas; es como si tú y yo fuéramos alimentadas con golosinas, tarde o temprano enfermaríamos) y mientras tanto una niña o un niño muere de hambre cada 2,3 segundos.

- 1,2 billones de personas sufren de hambre y otros 1,2 billones de personas sufren de obesidad.
- Cada año se producen 760 millones de toneladas de grano para alimentar ganado y animales criados para ser alimento. Es decir, mientras millones de animales son engordad@s, millones de personas mueren de hambre.

En 1 hectárea de tierra se puede producir.
•Vegetales para alimentar 22 personas
•Arroz para alimentar 19 personas
•Carne para alimentar 2 personas

Teniendo en cuenta que 1/6 de la humanidad sufre hambre crónica, creo que la elección está clara.

- Además, está el desperdicio de agua:
Mientras 1,1 billones de personas viven sin acceso a agua potable
19,737 litros de agua son utilizados para producir medio kg. de carne (medio kg).
El agua es un valioso recurso desperdiciado en alimentar, limpiar y transportar a cada res durante su vida de engorde.

Si toda la humanidad consumiera carne haría falta un 68% más de tierras de las que dispone el planeta. La producción de carne es un desperdicio de recursos que no nos podemos permitir.

EL: Sólo puedo decir que estoy en ello, que espero que mi camino (hacia el cambio) no sea muy largo porque cada día de mi vida que no como animales me siento tan bien como horriblemente cuando lo hago. Y que desde hace años me siento algo hipócrita porque creo ciegamente en todo lo que dices y leo pero como una especie de drogadicta acabo dejándome ganar por lo sencillo, lo que te ponen en la mano o en el plato.
Estoy convencida de que he tirado ya muchos ladrillos de ese muro en el que tanta gente golpeamos pero quedan los restos del mío propio y ese a veces es el más infranqueable y doloroso.

He buscado en las librerías Jaulas Vacías y ni lo conocen, en la FNAC y Corte Inglés no me sorprende... lo pediré por internet.

Por mi lo de colgar lo que nos has copiado aquí en MP me parece perfecto.

EB: En Barcelona te/os lo puedo comprar en el Ecocentre vínculo externo.

MR: Quería decir que a mí me pasa como a vosotras respecto al horror ante el sufrimiento de un ser vivo animal. (las plantas pienso que no sabemos nada de ellas, y no descarto mundos insospechados, pero por el momento, están fuera de mi capacidad empática!)

También que estoy de acuerdo en que vivimos en una sociedad especista, en la ciudad y el campo, e ignorante, pues se niega a saber y actuar respecto a algo tan fundamental como la producción de alimentos y la comida, por no decir ya el respeto a otros animales.

Y también quería anotar que para mí, que no me siento nada culpable por ser omnívora, no hay contradicción alguna entre amar a los animales y comérselos.

(Sigo leyéndoos: me encanta poder hablarlo, chicas. Y creo que dos cosas: también podemos publicar esta conversación en Cuaderno de Ideas - Mundo Internet; y de aquí vincular a Naturaleza, sí) (Podemos incluso editarla, si queréis, lo que sea. Lo hablamos. Y sí, EB el artículo lo ponemos, lo que queráis. Si mencionamos quién traduce, mejor no le tocamos la tradu - por lo de lenguaje inclusivo, que sería más bien para nuestros textos, no?)

(Sobre explotación animales y planeta: es que lo dije desde la perspectiva pacifista: para mí la guerra y la pobreza, vinculadas a nuestros modos de producción, lo están arrasando todo. O sea, lo de la producción de carne es para mí sólo una parte de un todo bastante más grande y con mucho horror para muchas personas también.)

EB, importante, sobre esto que dices: "Por eso no entiendo como este tema, que es crucial, se eluda en la mayoría de discursos ecologistas..." Entonces en Naturaleza tenemos toda una misión: habrá que tratar ese vínculo!!!

Entiendo tu alucine, a mí con temas feministas me pasaba igual con gente de izda, pacifistas, etc, hasta que me harté y gracias a Internet empecé yo a poner lo que veía para que leyera quien lo deseara, y pensara si lo deseaba y actuara si eso. Hartica de que pasaran de mi culo. En Internet, circulan las ideas, da igual quién hable. Eso me gusta mucho. Pues tenemos entonces una conexión importante que difundir también en MP! :)

EL: Yo creo que no me sorprende el hecho de que este asunto no se trate en ecologismo-político... es evidente, resta votos, adhesiones.

MR, EB, FV, estoy feliz, feliz, muy feliz!!!!!

bar

Información sobre uso de este material: dominio público
Publicado en mujerpalabra.net en abril del 2011

Escribir a MP | Mapa del sitio | © 2001-2017 mujerpalabra.net