Logo de Mujer Palabra
Compartir

Pensamiento - Introducción al análisis feminista

Volver a Introducción al análisis feminista Las armas del patriarcado contra las mujeres: frases abyectas que es preciso analizar críticamente

1. "No querer tener hij@s es egoísta"

(Reflexión colectiva para Mujer Palabra, redactada por Furia y Scout)

La idea suscita, allí donde ha dejado de operar, una carcajada, y la respuesta lógica: "¿Cómo es eso? Explícamelo con razones (en lugar de insultando a las mujeres que no desean tener descendencia). Y, visto así, desde la noción 'egoísmo', ¿no se podría aplicar mejor al caso de querer tener bebés? Querer ser madre podría verse como un miedo incontrolado a la soledad física en la vejez, podría verse como una necesidad de poder manipular emocionalmente a personitas, o de servir a un hombre que no te querrá si no le ofrendas un varón... ¿No ves que la noción de 'egoísmo' no es aplicable, en principio, al tema de decidir si deseas o no deseas procrear?"

Sin embargo, esta frase, esta idea tiene un poder destructivo inmenso allí donde opera, un poder que ha llevado a millones de mujeres a la muerte, a la marginación social absoluta, a una vida de grandísimo sufrimiento. Es una frase abyecta, una profunda falta de respeto a la mujer que no desea o que manifiesta no desear tener bebés, además de un tipo de violencia especialmente cruel.

La frase está diseñada para controlar socialmente la capacidad reproductiva de las mujeres, según concibe el sistema patriarcal. Quienes mandan son los patriarcas de las religiones misóginas que están en la actualidad cobrándose las vidas de millones de mujeres, y lo peor, convirtiendo sus vidas en "infiernos en la tierra". Quienes mandan también pueden ser otros hombres conservadores o de ideologías progresistas, porque los hombres, incluso allí donde se han producido avances (donde prevalecen las ideologías más progresistas), siempre mandan, en última instancia, como mínimo, sobre las mujeres, y lo hacen usando la violencia física u otras violencias, como ignorarlas, como no entender que quizá la opinión de ellas sea relevante. Y lo hacen cobrando el impuesto añadido de que ellas les tienen que ayudar, difundiendo "cotilleos", ideas tan abyectas como la que nos ocupa, construyendo el "ambiente social" que tanta infelicidad ha generado y generado en las vidas de personas que no son o no quieren ser o vivir como unos quieren imponer que se sea y se viva.

Todos los hombres con poder sobre las poblaciones han utilizado la capacidad reproductiva de las mujeres, para obligarlas a parir o a abortar, según sus intereses, concibiendo y usando, por tanto, a estas personas como contenedores y esclavas y no como seres humanos, dándole más valor al semen, a un embrión o un feto, que a una mujer, un ser humano que existe y tiene una vida, pensamientos, emociones, relaciones, actividades.

Las mujeres deberían darse la oportunidad de analizar críticamente sus ganas de ser madre, para averiguar si lo está sintiendo como resultado de la presión social o si realmente desea gestar, parir y criar y educar a una persona. Si gestas y pares por presión social, por que nadie te desprecie o margine, por servir a las causas varias, con toda probabilidad transmitirás una mentalidad de obediencia al patriarca. No es la única opción, incluso cuando hacemos cosas por miedo, por presión, podemos hacerlas bien, sacarles lo mejor. Pero la opción mejor para todas las personas es poder elegir libremente. Y este mundo tiene que aprender a respetar a las mujeres como personas, no cosificándolas en funciones que le vengan bien al sistema, a la sociedad.

bar

Información sobre uso de este material: dominio público
Publicado en mujerpalabra.net en el verano del 2011

Escribir a MP | Mapa del sitio | © 2001-2017 mujerpalabra.net