Logo de Mujer Palabra
Compartir

Materiales MP - Postales

Volver al índice del Proyecto Mujer Palabra Proyecto Mujer Palabra. Nombres femeninos que han dejado huella en el idioma

Texto (1999) e ilustración (2007): Michelle Renyé

Arpías y Furias

Pequeña furia sobre el caosEn la tierra, las arpías, y en los infiernos, las furias: "Que el viento que yo soplo sea furor y odio absoluto". Sabemos que las arpías tenían el rostro de mujer, una larga melena, el cuerpo y las garras de ave de rapiña. Aelo, Ocípete y Celeno, hijas de las tormentas, volaban más veloces que el viento con sus alas de metal, ululando y dejando un rastro fético. Pálidas de hambre, insaciables, devoraban tod lo que capturaban, y vomitaban. También se cree que raptaban a los mortales para llevarlos a los infiernos. Y que ponían grandes huevos, tan preciosos que algún pueblo de la antigüedad los empleó en sus ritos funerarios. Las furias Alecto, Tisífone y Mégera nacieron, como la diosa del amor, de la sangre de Urano mutilado por Cronos. En un principio, estas mujeres aladas, vestidas con grandes túnicas negras, y con serpientes en el pelo, fueron protectoras del orden del mundo, castigando a quienes cometían excesos. Pero con el caos, pasaron a ser desesperadas vengadoras de los crímenes. Vivían en los infiernos, y podían ser conjuradas. En la tierra, entonces, perseguían a sus víctimas y las volvían locas sembrando en sus corazones la angustia y el más atroz remordimiento.

Uso de los términos. Una arpía es una persona mala, perversa, que usa un lenguaje corrosivo, y la furia es una cólera terrible.

bar

Información sobre uso de este material: contactar con la autora
Publicado en mujerpalabra.net en 2007

Escribir a MP | Mapa del sitio | © 2001-2017 mujerpalabra.net