Logo de Mujer Palabra
Compartir

Pensamiento

Volver a Por qué aún hay gente que se burla de que usemos el femenino para incluir a las mujeres

Kala (forista de webdianoia)

La respuesta evidente es doble: no tienen argumentos para defender con inteligencia o dignidad su postura, ni lingüísticos, ni conceptuales, ni sociales; y les irrita la nueva situación histórica de que las mujeres pasen a participar en todos los ámbitos allí donde tienen acceso a empleos remunerados.

Lenguaje, pensamiento y organización social van de la mano
. Estaríamos pensando erróneamente si creyéramos que la inclusión de las mujeres de ámbitos de los que han sido siempre excluidas no tuviera un impacto en el lenguaje. Conceptualmente, al fin se empieza a concebir socialmente –lo que significa: en un porcentaje mínimo suficiente como para apreciarse en las prácticas o en la dinámica social– que está mal pegar a las mujeres, que las mujeres no son propiedad de los hombres, que tienen el mismo potencial intelectual que los hombres, etc. En relación a la lengua, el nacimiento de la lingüística a inicios del siglo veinte, del estudio científico del lenguaje (¡viva la ciencia, abajo la superstición!), lo dejó claro: el masculino singular jamás ha sido neutro, y sobre todo, el lenguaje no se crea ni se mantiene dejando que un grupo selecto cree normas y criminalice usos; el lenguaje lo crean las y los hablantes, se crea con el uso. (Leer La Real Academia Española y su lugar en la sociedad y La lengua como hecho social y la falacia clásica del prescriptivismo.)

Ante la nueva situación social, y conceptual, quienes usan el lenguaje, las y los hablantes, mayoritariamente por el momento, las mujeres, han hecho sus ajustes, porque es lógico. Van a la zaga quienes creen que el masculino singular suena mejor o que es lo correcto. No se dan cuenta de que son víctimas de la tradición y la costumbre, esos mecanismos que pretenden que nada cambie nunca: "catedrático/ juez/ abogado" les suena mejor que "catedrática/ jueza/ abogada" sólo porque "catedrática/ jueza/ abogada" no se ha dicho nunca pues las mujeres no tenían acceso a esas profesiones; es así de sencillo. En cuanto haya suficientes mujeres en esos empleos (y no vinculadas al status quo, o sea, cuando sean minoría las que se llaman a sí mismas "catedrático/ juez/ abogado" porque les hace sentirse más poderosas), veréis como la versión femenina sonará tan normal como su versión masculina. El lenguaje está vivo y siempre ha funcionado así: se introduce un término, que se incorpora a la lengua si la gente lo usa, y se pierde si no lo usa.

El hecho individual y social es que la gente está usando las versiones femeninas de palabras y está queriendo visibilizar la presencia de las mujeres en los sitios donde antes no podían estar, y esto no tiene trazas de ir a menos, sino a más. Y esto se da porque las mujeres –incluida sobre todo su labor intelectual– empiezan a tener al fin presencia y VOZ en ámbitos donde no la tenían. El hecho es que las sociedades evolucionan a modelos que intentan superar los sistemas ideológicos de dominación, represión y explotación de determinados grupos humanos, a saber el machismo, la homofobia, el clasismo, el edadismo, el racismo... al margen de lo que sigan haciendo quienes detentan el poder.

Después de siglos en los que las mujeres han sido personas de segunda clase, asistimos por fin al inicio del proceso en que van a detener este sinsentido del "clasismo, o el fascismo del género" que ha marcado el desarrollo de las sociedades. No hay que preocuparse por esas burlas: no tienen razones que las sustenten, exponen ellas mismas su debilidad, y lo más importante, aunque la burla es un eficaz sistema para el control social, los hechos nos están mostrando que la burla no puede con estos cambios.

La revolución feminista ha cuajado tras siglos de lucha, usando medios noviolentos, además, lo que plantea un cuestionamiento del sistema mucho más profundo de lo que parece. La nueva visibilidad de las mujeres, aunque pretendan que no se percibe, es la base de la construcción de un mundo más justo, aunque sólo sea porque afecta a la mitad de la humanidad. Esta vez los poderosos jueces de las Inquisición no van a poder quemar a las mujeres impunemente para evitar que participen en los terrenos donde no quieren que estén. La lucha ha sido lenta, porque el sistema de organización social necesita la discriminación de la mujer para perpetuarse, pero los frutos de esta lucha son difícilmente reversibles ya, y nos queda mucho más por ver y disfrutar.

Leer más...

Puedes leer la página de Mujer Palabra dedicada al Lenguaje inclusivo y la lucha contra un lenguaje de la exclusión y la opresión.

Si alguien quiere aportar temas, ideas, análisis, incluso escribir algún texto, a la serie: Introducción a análisis feministas, puede escribirme al correo del sitio Mujer Palabra anotando en la línea del título: Para Kala.

bar

Información sobre uso de este material: dominio público
Publicado en mujerpalabra.net en 2006

Escribir a MP | Mapa del sitio | © 2001-2017 mujerpalabra.net